Skip to main content

¿Qué es la energía solar?

Image
como-funciona-la-energia-solar
25/Ene/2024

 

La energía solar es aquella que se obtiene directamente del Sol. Se trata de una fuente de energía renovable e inagotable, disponible en todo el planeta. La energía solar, destacada entre las principales fuentes renovables, desempeña un papel crucial en la transición hacia un panorama energético más sostenible. Más allá de su impacto ambiental positivo, esta forma de energía ha experimentado notables avances tecnológicos, posicionándose como una de las opciones más eficientes y rentables en el ámbito de las energías renovables. Existen principalmente tres maneras de aprovechar la radiación electromagnética solar: térmica, fotovoltaica y pasiva. 

 

La transformación tecnológica ha elevado la eficiencia y reducido los costos asociados con la energía solar, convirtiéndola en una herramienta esencial para fomentar economías limpias. Además de sus beneficios medioambientales, la energía solar atrae inversiones significativas, impulsa la creación de empleo y mejora la competitividad empresarial. 

 

La energía procedente del Sol es limpia, renovable e inagotable y tiene un enorme potencial como alternativa sostenible a los combustibles fósiles. En un momento en el que la responsabilidad hacia el medio ambiente se sitúa como una prioridad ineludible empresas innovadoras como Solar360 facilitan su aprovechamiento. 

 

Es fundamental comprender los diversos tipos de energía solar, comprender su funcionamiento y promover su expansión como una fuente vital de generación eléctrica. Contribuyendo a la construcción de un futuro energético más robusto y equitativo. 

 

 

¿Cómo funciona la energía solar? 

 

La energía solar aprovecha la luz del sol para generar electricidad. El proceso comienza con los paneles solares, que están formados por células fotovoltaicas. Estas células contienen materiales que generan electricidad cuando son expuestos a la luz solar. 

 

Este tipo de energía implica la conversión directa de la radiación solar en electricidad, aprovechando las propiedades de los materiales que conforman las placas solares y sus células fotovoltaicas. 

 

La mayoría de los paneles fotovoltaicos se construyen principalmente con silicio para facilitar su transformación. Cuando los rayos del sol inciden en una cara de la célula solar, ésta genera corriente eléctrica. La fabricación de las placas solares es un proceso laborioso y complejo debido a la presencia de silicio. 

 

Cuando los rayos del sol golpean los paneles solares, las células fotovoltaicas convierten la luz en electricidad en un fenómeno llamado "efecto fotovoltaico". Las células están dispuestas en los paneles de manera que forman un sistema que captura la mayor cantidad de luz solar posible. 

 

Al captar y transformar la radiación solar se puede aprovechar esta energía del Sol para producir electricidad y calor de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente. 

 

En resumen, la energía solar es una forma inteligente y sostenible de generar electricidad aprovechando la luz del sol. 

 

Compañías como Solar360 se encargan del dimensionamiento, suministro, instalación y mantenimiento de sistemas solares fotovoltaicos para generar electricidad solar. 

 

 

Las aplicaciones de la energía solar 

 

La energía solar tiene diversas aplicaciones y su uso se extiende a una variedad de sectores. A continuación, se destacan algunas de las principales formas en que se aprovecha esta fuente de energía renovable: 

 

  • Generación de electricidad residencial y comercial: Muchos hogares y negocios instalan paneles solares en sus techos para generar electricidad y reducir la dependencia de la red eléctrica convencional. 

  • Calentamiento de agua: Los paneles solares térmicos se emplean para calentar agua destinada al consumo doméstico o industrial, tanto para calefacción como para agua caliente. 

  • Iluminación pública: Luces de calle que funcionan con energía solar, almacenando la energía durante el día para iluminar durante la noche. 

  • Transporte sostenible: Desarrollo de vehículos eléctricos alimentados por energía solar, como automóviles y barcos. 

 

La versatilidad de la energía solar la convierte en una opción atractiva para abordar las necesidades energéticas de manera sostenible en una variedad de contextos. Su uso continuo y la investigación en nuevas aplicaciones contribuyen al desarrollo de un futuro más limpio y sostenible. 

 

La energía solar tiene tal amplitud de aplicaciones que Solar360 sigue investigando conjuntamente con centros tecnológicos para expandir las posibilidades del aprovechamiento energético del Sol. 

 

Image
como-funciona-la-energia-solar

 

Tipos de energía solar 

 

Aunque todas las aplicaciones se basan en el aprovechamiento final de la irradiancia solar, existen principalmente tres maneras de transformarla directamente: 

 

 

Energía solar térmica 

 

Aprovecha la radiación solar para generar calor y producir electricidad o suministrar energía térmica para aplicaciones diversas. A diferencia de la energía solar fotovoltaica, que convierte la luz solar directamente en electricidad, la energía solar térmica utiliza la radiación solar para calentar un fluido (como agua o un fluido térmico) que luego se utiliza para generar vapor y producir electricidad o para suministrar calor para aplicaciones industriales y domésticas. 

 

 

Energía solar fotovoltaica 

 

La energía solar fotovoltaica es una tecnología que convierte la luz solar directamente en electricidad mediante el uso de celdas solares, también conocidas como células fotovoltaicas. Estas celdas están hechas de materiales semiconductores, como el silicio, que tienen la capacidad de generar una corriente eléctrica cuando son expuestas a la luz solar. 

 

La energía solar fotovoltaica es una forma limpia y sostenible de generación de electricidad, ya que no emite contaminantes durante su operación y aprovecha una fuente de energía renovable e inagotable: la radiación solar. Esta tecnología se utiliza tanto en instalaciones a gran escala, como parques solares, como en sistemas más pequeños, como paneles solares instalados en tejados para generar electricidad en edificaciones individuales. 

 

Solar360 se dedica a esta tecnología, concretamente al diseño e instalación llave en mano de sistemas fotovoltaicos para autoconsumo energético en hogares y pymes. 

 

 

Energía solar pasiva 

 

La energía solar pasiva se refiere a la utilización de la radiación solar sin la necesidad de sistemas mecánicos o eléctricos para su conversión. Se basa en el diseño arquitectónico y en la selección de materiales para maximizar el aprovechamiento de la energía solar para calefacción, iluminación y refrigeración de edificaciones. 

 

La energía solar pasiva trata de reducir la dependencia de sistemas convencionales de calefacción y refrigeración. Este enfoque es especialmente importante en el diseño de edificaciones sostenibles y ecológicas, contribuyendo a la reducción de la huella de carbono y al uso más eficiente de los recursos naturales. 

Energía solar híbrida 

 

Implica la integración de la energía solar con otra fuente de energía, como la eólica, la hidroeléctrica, o sistemas de almacenamiento de energía. Para aprovechar de manera más eficiente la radiación solar y generar electricidad. 

 

Un sistema solar híbrido podría combinar paneles solares fotovoltaicos con turbinas eólicas para aprovechar tanto la radiación solar como la energía del viento. 

 

La idea detrás de la energía solar híbrida es mejorar la estabilidad y confiabilidad del suministro de energía al aprovechar diferentes fuentes de energía renovable. 

 

Image
xxxx

 

 

 

Preguntas frecuentes 

 

 

¿Cómo funciona la energía solar en una casa? 

 

Mediante paneles solares fotovoltaicos instalados en cubiertas orientadas al Sur que generan electricidad limpia aprovechando la luz del Sol. Por ejemplo, una vivienda unifamiliar puede incorporar en su tejado 10 paneles fotovoltaicos de 350 Wp cada uno, lo que suma una potencia instalada de 3,5 kWp (kilovatios de pico). 

 

Esta energía solar se autoconsume para las necesidades del hogar como iluminación, electrodomésticos, calefacción eléctrica, etc. Y el excedente se inyecta a red eléctrica, pudiendo vender esa energía solar a la comercializadora. 

 

También se puede climatizar una vivienda y obtener agua caliente de los colectores solares térmicos. Y siempre está el recurso de maximizar las ganancias solares pasivas a través del diseño bioclimático. 

 

 

¿Cuánta energía puede producir un panel solar? 

 

Depende del tipo de panel, eficiencia, orientación e inclinación, nivel de irradiancia solar, temperatura de trabajo y otros factores. Pero como referencia, la producción media anual se sitúa sobre los 150 kWh por kW pico de potencia fotovoltaica instalada. 

 

Por ejemplo, un panel solar de 350 Wp en un día soleado de verano con muy buena radiación, podría llegar a producir unos 5 kWh diarios. 

 

Esta electricidad solar generada sería suficiente para tener funcionando todo el día varios electrodomésticos o luces LED de bajo consumo, que en conjunto podrían sumar unos 1.500 W de potencia. 

 

Por tanto ese único panel podría abastecer durante las horas de sol dispositivos que consuman en total 1,5 kW (vatios) de forma simultánea en una casa. 

 

Como referencia, la producción media diaria de un panel solar se sitúa sobre 1 - 1,5 kWh por cada kWp (vatios pico) de potencia instalada. Pero la generación es muy variable según la estación, meteorología del día y otros factores que influyen en la radiación. 

 

 

¿Qué papel juega el inversor en sistemas fotovoltaicos? 

 

Es el dispositivo que convierte la corriente continua generada por los paneles solares en corriente alterna, adaptándola así a la utilizada en los sistemas convencionales de consumo eléctrico de viviendas y redes de distribución. 

 

 

¿Qué necesita la energía solar para funcionar? 

 

Simplemente requiere una fuente directa de radiación solar sobre los captadores o paneles solares. Y un sistema para transformar la luz del Sol en energía térmica o eléctrica, y posteriormente aprovecharla en los usos demandados. 

 

La energía renovable del Sol tiene un futuro prometedor como alternativa sostenible gracias al trabajo de empresas como Solar360.