Skip to main content

Instalación de baterías para placas solares

Image
Baterías Virtuales

 

En la búsqueda de una mayor eficiencia energética y el aprovechamiento de fuentes renovables, las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo se han vuelto cada vez más populares. 

 

Estas instalaciones utilizan paneles solares para convertir la luz solar en energía eléctrica y abastecer los consumos del hogar, comunidad de propietarios o empresa. Sin embargo, para maximizar el potencial de la energía solar, es importante considerar la integración de baterías en el sistema, de manera que puedas almacenar la energía que generes de más con tu instalación fotovoltaica y utilizarla cuando más lo necesites. 

 

En este artículo, te contaremos el papel crucial de las baterías para placas solares y las ventajas que ofrecen. Así como, te explicaremos las diferencias principales entre las baterías físicas y las baterías virtuales. 

 

 

Para qué sirven las baterías 

 

Las baterías para placas solares son dispositivos de almacenamiento de energía que permiten almacenar el exceso de energía generada por los paneles solares durante el día. 

 

Estas baterías almacenan la energía para su uso posterior, incluso durante la noche o en días nublados cuando la generación de energía solar es más limitada. Además, las baterías también actúan como una reserva de energía en caso de interrupciones en la red eléctrica, lo que proporciona mayor seguridad y autonomía en tu instalación, garantizando el acceso a electricidad en tu hogar, comunidad de vecinos o empresas durante los períodos en los que los paneles solares no están generando suficiente electricidad. 

 

Por tanto, la instalación de baterías permite asegurar un suministro continuo de electricidad sin depender completamente de la red eléctrica convencional. 

 

 

Cómo funcionan las baterías 

 

Las baterías de placas solares funcionan según el principio de almacenamiento de energía química. Durante el día, cuando los paneles solares generan más energía de la necesaria, el exceso se redirige hacia las baterías en lugar de enviarse a la red eléctrica. En ese momento, la energía solar se convierte en energía eléctrica y se almacena en forma química dentro de la batería. 

 

Cuando la demanda de energía supera la capacidad de generación de los paneles solares, como durante la noche, las baterías entran en acción. La energía almacenada previamente se libera a través de un inversor, convirtiendo la energía química en energía eléctrica utilizable en el hogar, comunidad de vecinos o empresa. 

 

 

Baterías virtuales 

 

Además de las baterías físicas, existe otra alternativa que puede resultar interesante en las instalaciones de energía solar para uso propio. Se trata de lo que se conoce como batería virtual. A diferencia de las baterías convencionales que se ven y se tocan, estas son una especie de solución "invisible" que opera principalmente a través de software. Las instalaciones solares cargan la batería y el cliente ve los beneficios en la factura (descarga de la batería). 

 

Lo bueno es que no necesitas instalar nada físico adicional en cada ubicación. La batería virtual se encarga de hacer todo esto sin que tengas que intervenir en cada lugar, únicamente en la decisión de donde y cuanto se aplica de la batería. Es un ejemplo de cómo la tecnología puede ayudar a gestionar de manera más eficiente y conveniente nuestras fuentes de energía renovable. 

 

Con la batería virtual de Repsol podrás transformar los excedentes que hayas generado en forma de dinero que podrás usar en la factura de cualquiera de tus viviendas, sin límite de almacenamiento de excedentes, por lo que podrás almacenar en euros toda la energía excedentaria que generen tus paneles. 

 

Asimismo, los excedentes acumulados no caducan y puedes utilizarlos donde más lo necesites, ya que podrás utilizar ese importe para reducir tus próximas facturas, pudiendo llegar a los 0 € de cualquier contrato que tengas con Repsol. 

 

Contratando la instalación de paneles solares con Solar360 y la tarifa de luz con Repsol, a través de Repsol Vivit, podrás gestionar tu dinero acumulado para reducir la cantidad que quieras, en la factura que decidas y en el contrato que elijas. 

 

Tanto la batería física como la batería virtual son opciones independientes y perfectamente compatibles, por lo que podrás contratar instalación solar con baterías inteligentes como prefieras y mejor se adapte a tus necesidades. 

 

Image
Baterías Virtuales para el autoconsumo

 

 

Beneficios de las baterías virtuales 

 

Las baterías virtuales ofrecen varios beneficios significativos en comparación con las baterías físicas individuales. A continuación, se presentan algunas de las principales ventajas de las baterías virtuales en las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo: 

 

  • Mayor eficiencia energética: Las baterías virtuales permiten optimizar la energía que producen los paneles solares. En lugar de desperdiciar la energía extra, el cliente puede aprovecharla de manera más efectiva. Aunque es cierto que, en ausencia de esta solución, parte de la energía podría verterse a la red eléctrica, la batería virtual ofrece un beneficio adicional. Si bien no recuperas la energía vertida a la red de manera directa, su implementación se refleja en tu factura de manera que garantiza un uso más eficiente de cada unidad de energía generada por tus paneles solares. Esto significa que, en última instancia, el cliente se beneficia al aprovechar al máximo su energía solar y reducir los costos asociados. 

  • Ahorro económico: La peculiaridad de estas baterías está en cómo te ayudan a guardar dinero y reducir tu factura de energía. Aunque no almacenan energía en sí mismas, como lo haría una batería física, permiten que aproveches al máximo tus excedentes de energía. A diferencia de las baterías físicas que te brindan autonomía, las virtuales se centran en el ahorro económico. Al evitar la necesidad de adquirir baterías físicas para almacenar el excedente de energía, disminuyes de manera considerable los costes iniciales de instalación. 

  • Optimización financiera: Al combinar múltiples instalaciones solares y baterías, se puede lograr una mejor optimización financiera, al acumular saldo virtual que podrás guardar para utilizar en las próximas facturas. Además, este saldo virtual no caduca, por lo que podrás acumular todo lo que necesites y utilizarlo en tu hogar o segunda residencia. 

  • Simplificando el almacenamiento de energía: Aquí es donde las baterías virtuales marcan la diferencia. A diferencia de las baterías físicas, el almacenamiento de energía virtual no necesita ocupar espacio en tu propiedad ni demanda un mantenimiento regular. No existe riesgo de degradación ni necesidad de reemplazo, lo que la convierte en una opción más cómoda y libre de problemas a largo plazo. 

 

 

En resumen, las baterías fotovoltaicas desempeñan un papel fundamental en las instalaciones de autoconsumo. Ya sea mediante baterías físicas o virtuales, estas soluciones de almacenamiento de energía permiten maximizar el aprovechamiento de la energía solar. Al considerar la instalación de placas solares y en función de tus necesidades, nuestro Experto Solar te asistirá y asesorará durante todo el proceso de instalación para garantizar el máximo rendimiento de tus paneles solares.

¿Quieres instalar placas solares?

¡Solicita un presupuesto gratuito!

Rellena el siguiente formulario para que uno de nuestros Expertos Solares se ponga en contacto contigo cuanto antes.

 

¡Te asesoraremos sin ningún compromiso!

Resuelve tus dudas o solicita un presupuesto personalizado completamente gratis.